lunes, septiembre 15, 2008


Hay veces que creo que me derrumbo, y otras que me derrumbo menos. Siempre ando agobiada, cuando no es un problema es otro y si no todos a la vez. Cuando creo que estoy bien pasa algo que lo jode. Aún hay una nube encima que lo cubre todo y que amenaza con descargar una tormenta de consecuencias. Como ver llegar una enorme bola de nieve que se hace cada vez más grande y no poder esquivarla de ninguna manera. Ahí estoy, esperando que esa bola me dé en toda la cara.
¡Zassssss en toda la boca!
Cuidaos todos.